sábado, 27 de diciembre de 2014

Crossroad Blues





-“Vamos Rob, no te hagas de rogar y cuenta cómo fue tu encuentro con el diablo…
-Un viejo descendiente de esclavo mandinga me había dicho lo que tenía que hacer para abandonar la plantación de una vez por todas y llegar a convertirme en un auténtico “bluesman”. Así pues elegí una noche en que la luna llena inundaba con su plateada luz los caminos. Debía ser media noche cuando llegué  al cruce entre las rutas 61 y la 49, en Clarksdale, Mississippi. Observé que un hombre negro muy alto estaba allí esperando. Al verme me dijo “Eh chico, ¿a dónde vas con tu guitarra a estas horas?” Le dije que quería convertirme en un bluesman y en un excelente guitarrista. Entonces el hombre me pidió que le dejase la guitarra para tocar unos blues. ¡Y cómo tocaba el condenado!  Después de observarlo durante un buen rato, sin perder de vista como sus finos dedos acariciaban las cuerdas arrancando notas que me hacía llorar, me dijo: “Muchacho, hagamos un pacto, si me entregas tu alma yo te concederé mi maestría en el manejo de la guitarra” Después de haberlo visto tocar de aquella manera no lo dudé ni un instante y le dije sin pensar “trato hecho”. Entonces me devolvió la guitarra y me dijo “toma muchacho, ahora te toca a ti”. Nos os lo vais a creer, pero en cuanto tuve entre mis brazos a la guitarra mis manos se volvieron locas, y empezaron a tocar convulsivamente. Cuando alcé la vista para mirar al “hombre alto” me di cuenta que estaba allí solo, tocando un blues en el cruce de caminos…”

  Ésta es la leyenda que se cuenta de Robert Johnson, conocido como “el rey del Delta Blues”, considerado por muchos el más importante músico de Blues que jamás haya existido. Murió joven, con 27 años, en extrañas circunstancias. Se dice que fue envenenado con whisky por un marido celoso.




©Javier Carrasco 2014

18 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegra que te guste, Mark. Es la leyenda que circula sobre un grande del blues.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hay que buscar una explicación a la magia y al virtuosismo, Dios, el diablo, los genes... todo puede contribuir a que los genios sean genios. Y la historia de R J. es bonita.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No cabe duda, Estrella, que hay gente que nace con un don, y lo cierto es que por muchas explicaciones racionales que queramos buscar para explicar el porqué de esa cualidad nunca vamos a encontrar una respuesta. Pues si, la magia existe, por muy racionales que queramos ser.
      Besos.

      Eliminar
  3. Bonita historia y fantástica música, Gracias Javier y feliz año para Puri y para tí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, Aurora, y gracias a ti por participar. Te deseamos Feliz Año Nuevo, lleno de inspiración y buenas ideas. Besos

      Eliminar
  4. Hola, Javier, qué tal…?

    Aprovecho que tengo unas cortas vacaciones para saludar a mis compis…

    En blues estoy verde. Por eso no digo nada. Pero la música es grata mientras te escribo estas letras de mi pluma en el teclado.

    F E L I C E S – F I E S T A S

    Merry Christmas and Happy New Year

    All the best for the new year

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juande, me alegra mucho tu visita. Imagino que te ocurre como a mi, que no tengo demasiado tiempo libre para visitar los blogs de los amigos y hacer comentarios. Yo también estoy ahora de vacaciones y estoy haciendo muchas visitas, las que no puedo hacer luego por falta de tiempo cuando estoy trabajando, y cuando me quiero poner suelo estar reventado, con pocas ganas de coger el portátil -ya en el trabajo estoy amarrado a él, je,je.
      Me alegra mucho saber de ti y también te deseo todo lo mejor para el 2015.
      HAPPY NEW YEAR 2015
      Take care, my friend Juande!

      Eliminar
  5. Javier: menuda historia...fantásticas las manos tocando la guitarra de Robert Johnson. Lástima que falleciera en plena juventud (hay varias versiones sobre su muerte).Siempre nos quedará su legado. Os deseo a Puri y a ti que el 2015 venga cargado de ilusiones hechas realidades, de esperanza y de mucha positividad. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Águeda, es la leyenda de un mito, llevada al cine en varias ocasiones, y a la que yo he querido rendir también un pequeño homenaje. Robert Johnson vendió su alma al diablo para huir de la esclavitud de los campos de algodón y convertirse en un "bluesman" insuperable. Igualmente te deseo una feliz entrada en el 2015, en el que no falte la buena salud y la sana inspiración.
      Besos

      Eliminar
  6. El artista busca la inspiración en cualquier parte y a veces a cualquier precio. Asumiendo riesgos se avanza y si el maestro valia el precio...
    En todo caso siempre queda la obra y que cada cual juzgue por si mismo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que a R. J. le pasó como a los protagonistas de "O Brother!", de hecho los Coen lo introducen como personaje en su película, que huyendo de la miseria encontró en el blues la catapulta hacia una vida mejor e incluso la fama. Si vendió el alma al diablo (que también sale en la película, encarnado en el policía cazador de hombres) o no, es algo que sólo el sabía.
      Lots of kisses & Happy New Year ;)

      Eliminar
  7. Hola, Puri.
    Muchas gracias por pasar por mi blog. Paso a desearte un feliz año 2015. Espero seguir disfrutando de tu lectura y la de Javier. Pasado unos días retomaré mi blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias María. hemos aprovechado estos días de vacaciones para visitar y comentar los blogs de l@s amig@s bloguer@s, ahora que disponemos de más tiempo libre. Esperamos que lo retomes pronto. Ya sabes, el día pasa volando y apenas hay tiempo libre.
    Hasta pronto. Besos

    ResponderEliminar
  9. Hay un matiz que suele pasar desapercibido en los tratos con el diablo. Uno no sabe que está haciendo un trato con él cuando lo hace, si lo supieras no lo harías: lo sabes después cuando tienes que pagar la factura y te das cuenta de que has perdido. Un blues espectacular. Saludos y buen 2015.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, German. Robert Johnson estaba dispuesto a hacer lo que fuera con tal de huir de los campos de algodón y de la miseria, vender incluso su alma. Pero como tú dices, cara fue la factura que tuvo que pagar. Consiguió la fama, aunque muy efímera. Había nacido con el sino del perdedor.
      Feliz 2015 y salud.

      Eliminar
  10. Gracias, Javier! Un virtuoso que, como tantos artistas, sintonizaba con el mas alla...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Igoa! En efecto, los artistas recurren al imaginario universal y el mundo sobrenatural también forma parte de él. Me alegra mucho tenerte por aquí.
      Besos

      Eliminar