domingo, 12 de octubre de 2014

Paisaje otoñal


















Llega la brisa fresca, diáfana
perfumada de aromas de madera
húmeda y tierra mojada.
Por el cielo, figuras de algodón
surcan, rápidas, el claro celeste.
Los árboles se visten de oro
y fuego pasión, engalanados,
celebrando la merecida plenitud,
colmada por los frutos del bosque.
La naturaleza entera estalla en
una alegría sosegada, melancólica,
animada por las notas musicales
del viento al atravesar las ramas
y la repentina danza quebradiza
de las hojas doradas, encendidas,
que con alborozado júbilo festivo
vuelan aquí y allá, erráticas.
Un año más ha pasado y el ciclo
se completa con lógica exactitud.
Los tonos amarillos, anaranjados,
rojos,  dominan el delirante paisaje
que atrapa al espíritu más sensible,
arrastrándolo al inevitable éxtasis.
Paisaje otoñal, de deslumbrante
belleza, siempre apelas al recuerdo
de aquella fría noche de vendaval
en que el amor tuvo a bien visitarme
mientras bebía de la cálida copa
el vino que haría palpitar mi sangre.



 ©Javier Carrasco 2014

24 comentarios:

  1. Muy inspirado y apropiado a los días que tenemos. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mª Ángeles. La verdad que el paisaje otoñal es el que más me toca la "fibra", no sólo por los recuerdos. No sé, para mi (y para much@s) tiene una magia especial.

      Besos :D

      Eliminar
  2. Otoño, es verdad que el paisaje se convierte en una muestra de variados tonos,
    desde el amarillo claro, hasta el anaranjado y rojo,
    incluso álgunos árboles se visten de un llmativo morado,
    pero para mí es una época que me llena de melancolía,
    me anuncia el invierno con su oscuridad, las largas tardes sin luz,
    el frío, los árboles desnudos, la humedad ambiental...
    Lindo poema, un retrato de otoño con sus colores y su magia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es verdad, Estrella que el otoño inspira melancolía, pero merece la pena. A mi es cuando más me gusta pasear por el campo, y esa gama de colores que encontramos produce paz y sosiego en nuestro interior. Algunos lo interpretan simbolicamente con la muerte, pero yo no lo veo así. El otoño da paso al invierno, donde la naturaleza queda sólo dormida para luego despertar en la primavera. No es más que un ciclo, como casi todo en la vida.
      Me alegra que te haya gustado, Estrella. Besos :D

      Eliminar
  3. Lindo, Javier. Esta estación me gusta mucho, me inspira, y disfruto mucho. He disfrutado también leyéndote.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María. Si, el otoño es la estación perfecta para dejarnos seducir por los paisajes, asi que ya sabes, no te olvides de la cámara, los pinceles, o la pluma, da igual cuál sea el medio.
      Besos :D

      Eliminar
  4. El agua, precisamente el principio coincide plenamente con estos días de esa bendición del cielo que es el agua. Tu otoño es precioso pero de momento parece que el verano no nos deja del todo y prepara un otoño casi como el que retratas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Carlos, la lluvia ya se ha dejado ver, incluso por aquí por Almería, pero todos sabemos que todavía queda por llegar "el veranillo del membrillo" que también es de agradecer, con su sol metido en almíbar, un periodo fantástico para echarse al monte y disfrutar de su luz.

      Un abrazo y cuidado con las "castañas", que suelen ser explosivas una vez que se inguieren, ja,ja,ja ;D

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Muchas gracias, Mark. A ver si este otoño, pese a lo que diga el gobierno, suben los índices de la economía de los ciudadanos de a pie. Lo dudo, pero no perdamos la esperanza.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Mi estimado Javier: me encanta esta estación del año, para mí es paz tras el verano que no me gusta nada. La música maravillosa y tu poema increíble....besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Águeda. Cierto, con el otoño vuelve la tranquilidad. En realidad, cada estación tiene su encanto, el verano, por ejemplo, si sabemos montarnoslo bien, pues también se disfruta, con los baños, la playa -para combatir el calor- o los viajes a lugares desconocidos -bueno, quien pueda viajar en el otoño, pues mucho mejor. Pero me pasa igual que a ti, de las cuatro estaciones prefiero el otoño. Es cuando me siento más polifacético e inspirado, y todo gracias al paisaje, que se vuelve muy influenciable para mi. No sólo en la montaña, en el mar también...

      En breve visito tu casa-blog
      Besos :D

      Eliminar
  7. Buenos días, Javier. El otoño ha llegado aquí sobre todo con lluvia, pero me encantaría disfrutar de los colores del otoño en los caducifolios. Felicidades por la poesía; la música de Vivaldi es la más apropiada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mercedes, en cuanto escampe ve al parque o a la montaña y disfruta del olor a tierra mojada y de los dorados otoñales. Me encanta pasear entre los álamos, por el color y por cómo huele...y después sentarme junto a una buena lumbre :D
      Besos

      Eliminar
  8. Bellísimo poema Javier, el otoño es mi estación favorita, Tu poema lo he sentido muy adentro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Aurora. Tú también sabes por experiencia que los que nos dejamos seducir por la poesía nos manifestamos especialmente sensibles durante esta estación. Quizá sea porque el otoño es de las cuatro la estación que más se acerca a la poesía.
      Besos :D

      Eliminar
  9. Hola, Javier:

    Felicidades por esa descripción de los árboles, esos colores ocres y esas caída de la hoja. Contrasta con mi temor a los árboles en Madrid. Ya sabes, se caen las ramas y los propios árboles y algunos de estos "incidentes" MATAN. Lo que nos faltaba.

    De todos modos, feliz otoño. Hay que intentar disfrutarlo.
    Salud y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Celeste. Curioso lo que está ocurriendo en Madrid con los árboles desde este verano. Creo que puede ser porque muchos árboles están expuestos a la contaminación y además carecen de los cuidados necesarios. Ojalá se acabe esta racha, que ya se ha cobrado dos vidas. Una paradoja, que los árboles maten.
      Feliz otoño. Besos.

      Eliminar
  10. El otono, existe? Hace siglos que no lo siento en mis venas, a lo sumo un par de hojitas doradas volando de estos corpulentos arboles de la entrada.
    Verde, verde, verde, verdisimo todo por aqui ahora con las lluvias incesantes del monzon.
    Cierro los ojos y oigo mis pasos sobre las hojas secas del parque del Retiro...
    Gracias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un honor, Igoa, que este poema te evoque el otoño en España, tan diferente a como lo es en la India, más parecido a la primavera ibérica. Que disfrutes del verdor que trae el monzón. Seguro que te inspira mucho.

      Un abrazo y feliz otoño

      Eliminar
  11. El otoño evoca colores, sabores, olores... en ese ambiente de nostalgia es fácil revivir momentos dorados y cálidos, mundos que nos arrullan y acojen librándonos de la soledad.
    Besos en otoño, invierno, primavera, verano...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que el otoño inspira nostalgia. Debe ser por su luz tenue, y por la lluvia. De todas formas a mí es la estación que más me inspira. Tal vez sea por los paseos que tanto nos gusta dar por las alamedas, deslumbrantes ahora por el intenso dorado de las hojas.

      Yes, kisses throughout the year!!! But they are warmer and sweeter in Autumn :D

      Eliminar
  12. Veo,escucho y noto la brisa ya fría de otoño, es un arder de pasiones tu poesía, felicidades, grandes éxitos te deseo Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a pesar de que está siendo de los otoños más cálidos de los últimos años, ahora, cuando ya entramos en su recta final, es cuando se está manifestando cómo debe ser. Un placer que evoque eso en ti, tanto como amas la poesía. Ya es un gran éxito el poder compartirla con gente tan encantadora como tú.
      Besos. :D

      Eliminar